Página web en construcción, puede contener errores.
cabecera angel y sus reparaciones

Sustituir reductor de presión de agua averiado

Publicado por: el 18/01/2017. Categoría: Tutoriales de reparaciones varias

Vamos a ver como sustituir un reductor de presión de agua que ha dejado de funcionar debido a su antigüedad.

La primera pregunta que te puedes hacer es:

¿Cómo se, si está roto?

La respuesta es muy sencilla. El aparato debe tener un manómetro (si no lo tienes, tendrás que conseguir uno) así que solo tienes que fijar donde está su aguja.

Reductor de agua con presión elevada

Si la ves por encima de 4 bar, es muy posible que este averiado o desajustado, todo depende de a que presión se haya establecido el aparato. Se suele recomendar una presión de 3 bar para las casas, pero eso no significa que no pueda ser un poco mayor.

Antes de desmontar nada, intenta ajustar la presión con la tuerca de ajuste. Si estando la instalación cerrada. Es decir, no sale agua por ningún punto y vemos la presión correcta, eso significa que el aparato está bien.

En caso de que este averiado, el desmontaje es muy sencillo, solo hay que ver que piezas soltamos.

En mi caso desmonte, desde la salida del contador, hasta el grifo de corte, ya que las piezas estaban viejas y por el bajo coste que tienen, merece la pena cambiarlas.

Sin embargo, el reductor de presión, no es una pieza barata, yo lo compre en la tienda online banggood.com y me salió muy bien de precio. Lo puedes comprar en este enlace: Comprar reductor

De momento funciona bien, si da algún problema actualizare la información.

Reductor de agua sin presión

Ahora tenemos que descargar la instalación, para ello cerramos el grifo de entrada de agua y abrimos uno de la instalación, cuando en el manómetro veamos que está a cero podemos soltar las piezas. Si no se hace esto, no pasa nada, solo te mojaras un poco. ??

Desmontando reductor de presión de agua

Una vez retiradas las piezas con ayuda de una llave inglesa, fija, grifa, de cadena o lo que quiera que utilicemos, solo tenemos que llevarnos la pieza a un lugar tranquilo (lo del lugar tranquilo es opcional, pero recomendable) e intentar desmontarla, quizás tenga arreglo comprando algún recambio.

Independientemente de si ha tenido arreglo o no, ahora lo que hay que hacer es preparar las piezas.

Para hacer las juntas, yo he utilizado teflón, que es bastante común y barato, con un rollo del tamaño correcto debería sobrarte.

Hay otros selladores como pueden ser el hilo, no el de coser, uno que se vende específico para sellar juntas, que funciona muy bien. Pero que para hacer una simple instalación no se justifica comprarlo por el elevado precio que tiene y el uso que se le va a dar.

También se pude usar estopa (conocida por ese nombre en España) o cáñamo (Latinoamérica), es un buen sellador, pero cada vez más en desuso, debido a su antigüedad y el uso de los nuevos materiales más prácticos de utilizar.

Pieza de fontanería, dirección en la que se aplica el teflón

Para dar el teflón (para el resto de materiales también se aplica) lo primero que tenemos que hacer es buscar el inicio de la rosca, es decir, coges la pieza macho, te vas al principio de la rosca y buscas en qué sentido va, (lo más probable es que sea el sentido de las agujas del reloj), pues bien, ese es el sentido en el que tienes que dar el material.

Aplicando el teflón en un codo de latón

Ahora te tienes que estar preguntando ¿Y cuantas vueltas le doy?

Roscando codo y racor fontanería

Eso depende, en el caso del teflón pueden ser entre 15 y 25, todo depende de la pieza, de todas formas, no es habitual contarlas, lo normal suele ser, empezar a darlas y cuando ves que la rosca empieza a desaparecer es cuando paras. Vamos que es más por intuición y práctica.

Montando reductor de presión después del contador con llave fija e inglesa

Es importante, apretar muy bien las piezas para que no haya perdidas, sobre todo a largo plazo, ya que puede ser que nada más puestas no pierdan agua, pero con el paso del tiempo las piezas se aflojan y empiezan a perder.

Hay que tener en cuenta, que el reductor de presión, no se puede instalar en cualquier dirección. Por ello lleva, una flecha indicando, el sentido en el que tiene que ir el agua.

Fuga de agua en codo de latón, por tener mal puesto el teflón

Cuando ya tenemos todo montado, hay que fijarse si hay alguna fuga.

Es probable, que al principio tengamos la sensación de que pierde alguna pieza, ya que según tocamos la rosca notamos humedad. Que pase esto, es normal, se produce por el cambio de temperatura.

Si tenemos una perdida, notaremos como se forma una gota de agua. En caso de que nos pase esto, habrá que soltar la pieza y volver a darle teflón. Al estar nuevo, no es necesario retirar el que hemos puesto, con darle un poco más encima, ya sirve.

Ajustando la presión en un reductor de presión de agua con una llave Allen

Ahora, que ya tenemos la instalación bien hecha, tenemos que ajustar la presión. En algunos reductores, ya viene prestablecida de fábrica, por lo que no sería necesario ajustarla.

manómetro a 3 bar de presión

Se suelen recomendar 3 bar para las casas, pero claro, también depende de cómo sea la vivienda, no es lo mismo un pisito, que un chalet. Por lo que podemos jugar un poco con la presión.

Según la normativa en España, no se pueden superar en una vivienda los 500 kpa, que son 5 bar. Esta información viene, en el código técnico de la edificación, en el documento referente a la salubridad (DB-HS), en el punto “2.1.3 Condiciones mínimas de suministro”.

En este enlace podéis encontrar el documento:http://www.codigotecnico.org/index.php/menu-salubridad

Ya tenemos bien ajustada la presión, por lo que ya hemos terminado. Es recomendable, revisar el montaje al día siguiente, por si hubiese alguna fuga.

Puedes ver todo el proceso en este video: